Ventajas del café soluble o instantáneo

El tiempo, uno de los tesoros más importante para la humanidad, ha estado influyendo en todos los campos de la vida de cualquier individuo, como por ejemplo, la tecnología, la salud, la educación y por supuesto en la comida. En el campo de la comida,  el tiempo ha influenciado la rapidez y la practicidad al  momento de cocinar hasta incluso el hecho de comer. El café, una de las bebidas más consumida por el individuo  no está libre de esta influencia, un ejemplo es la invención del café instantáneo.

Los seres humanos, en su afán de  disminuir el tiempo destinado  para la preparación de nuestros alimentos, crean el café instantáneo, mejor conocido como el café soluble o su otro sinónimo café de cristales. En cualquier caso, se trata de la misma bebida, proveniente de los granos de café tradicionales. Según afirman diferentes autores, este tipo de café fue creado en 1901 por el químico estadounidense de origen japonés, Satori Kato. Sin embargo, una gran mayoría de los estudiosos le otorga este invento al francés Alphonse Allais, quien en 1881 patento un método para obtener un tipo de café soluble.

Existen muchos métodos para obtener el café soluble, según menciona los ingenieros químicos, pero principalmente se utilizan dos procesos: el “spray-dry” y la liofilización. En los dos casos, el tueste del café se hace a menor temperatura (entre 190 y 210 ºC) y a continuación es molido y solubilizado en agua caliente. El líquido obtenido se centrifuga y luego se seca. En el proceso “spray-dry” el secado se realiza por aire caliente, mientras que en la liofilización se realiza por congelación brusca a bajas temperaturas. No obstante, lo más importante es el producto final, el café instantáneo o soluble, el cual no tiene nada que envidiar al café tradicional con respecto a su sabor u olor. Gracias a la aparición del café instantáneo, se puede tomar una taza en cualquier lugar con tan solo un liquido caliente (agua, leche, etc.) para disolverlo y obtener la bebida final. Este café actualmente es demandado por su facilidad, bajo costo y rapidez en su preparación.

Es importante mencionar que el café instantáneo presenta varias ventajas sobre el café molido tradicional. La primera y la más importante, es su rapidez en la preparación del mismo. La segunda, es su volumen y su peso que es menor al café molido, lo cual hace que el café instantáneo sea más práctico en su manejo y distribución. La última ventaja es que el café soluble ofrece una vida útil más larga y constituye una buena opción para guardarlo por largos periodos, sin contar que la mayoría suelen estar envasados al vacío, y su durabilidad es aún mayor. Es importante destacar que dos de las ventajas están relacionadas con tiempo, ya sea en rapidez (preparación) o largos periodos de tiempo (durabilidad).

A lo largo de la historia de humanidad, el tiempo ha sido el gran tesoro que los seres humanos han buscado, y a través de la tecnología han logrado manipular sus efectos. En el caso específico del café, se ha obtenido con la invención del café instantáneo o soluble, ya que se ha lo logrado manipular tanto el tiempo de la preparación, como el de almacenamiento para el bienestar del consumidor. 

Como buenos amantes del café pensamos en cada detalle, es por eso que creamos nuestro Café Instantáneo Maxespresso Gourmet Coffee. Conócelo ingresando a este link: https://www.youtube.com/watch?v=VmVax_Gnp3Q

Noticias Relacionadas